10 habilidades fundamentales para un experto en cloud

La gran diversidad de aplicaciones y servicios disponibles en la nube es una de las razones por la que muchas empresas la han adoptado en sus estrategias, tendencia que quedó más que clara en el año de pandemia. Pero la nube puede llegar a ser compleja, y su manejo adecuado representa un reto para los departamentos IT, en especial porque el personal experto es muy escaso.

El año pasado, casi 80% de los encuestados en IT Masters Cloud Survey 2020 afirmó que ya opera con servicios en la nube y 50% dijo que tuvo que acelerar sus estrategias cloud frente al Covid-19.
Para 2021, Forrester predice que el mercado de nube pública crecerá 35%, para alcanzar $120,000 millones de dólares. El segmento demanda personal con las habilidades necesarias para hacer que las nubes apoyen a dar continuidad al negocio, permitan aumentar la competitividad y reducir costos.

Pero no es fácil. La mitad de los participantes en la más reciente McKinsey Cloud Survey indicaron que la falta de talento en sus equipos es uno de los mayores retos que enfrentan, porque dificulta mucho que los proyectos cloud puedan ejecutarse con confianza.

El entorno demanda más ingenieros y arquitectos de nube que preparen el camino. Estas son algunas de las capacidades clave necesarias para transformar en un experto en la materia:

  1. Conocimiento de lenguajes de programación
    Lenguajes como Java, Perl, Python y C# son la base para manejar infraestructura cloud y apps nativas de la nube. Aunque esta es una de las habilidades que puede pensarse más dirigida a desarrolladores de software, los arquitectos y administradores de nube también tienen que escribir líneas de código. Conocer lenguajes de programación como JavaScript, SQL y Go pueden ser la llave que abra nuevas opciones laborales.
  2. Manejo de contenedores, como Kubernetes y Docker
    Los contenedores de software se han vuelto esenciales para la administración de nube. Estos ambientes de ejecución livianos proveen a las aplicaciones con los archivos, variables y librerías que necesitan para operar. También garantizan que una aplicación se ejecute correctamente cuando cambie su entorno, reducen al mínimo las posibles fallas y maximizan su portabilidad. Kubernetes y Docker son las principales herramientas para crear y administrar contenedores actualmente.
  3. Experiencia con diferentes plataformas
    Los tres líderes del mercado de servicios cloud son Amazon, Microsoft y Google. Tener experiencia con esas plataformas es casi obligatorio para los profesionales IT de este segmento. Las certificaciones de otros proveedores, como IBM, Dell, Oracle y Alibaba, abrirán el campo de acción y permitirán tener más opciones a la hora de encontrar un nuevo trabajo o desarrollar proyectos. Conocer las diferentes ventajas y áreas de oportunidad de cada servicio permitirá seleccionar el que sea más adecuado para las necesidades que plantee la empresa.
  4. Manejo de arquitectura multicloud
    Administrar entornos mixtos de nube, pública/privada, es una de las habilidades más valoradas en el entorno de nube hoy en día. Tener conocimientos para apoyar la estrategia de nube híbrida o múltiple permitirá facilitar la migración de las organizaciones hacia este tipo de entornos, particularmente en segmentos que están estrictamente regulados. Un estudio considera que el modelo operativo ideal es la nube híbrida en el sector financiero.
  5. Mantenimiento de bases de datos
    El almacenamiento presenta diferentes retos. No es lo mismo guardar información en la nube que en un centro de datos: hay limitaciones de almacenamiento, seguridad y rendimiento de las bases de datos. Estas últimas tienen amplia variedad, algunas funcionan mejor para analizar grandes cantidades de información mientras otras optimizan el procesamiento de las transacciones. En este rubro hay que identificar las que mejor se adapten a las necesidades del negocio.
  6. Seguridad del ambiente cloud
    Las herramientas de seguridad tradicionales (en su mayoría dispositivos locales) no han sido diseñadas para gestionar la infraestructura cloud. Por eso se requieren conocimientos específicos del ambiente de nube para proteger tanto los datos como las aplicaciones que utilizan esa información y los servidores en los que aquellas corren.
  7. Automatizar tareas clave
    Uno de los principales beneficios de los servicios cloud es la automatización. Hacer que una pieza de software tome información y sepa cuál es la siguiente acción que debe realizar sin la intervención de un usuario final mejora la eficiencia del sistema. Programar estas acciones de manera automatizada requiere conocimientos de AI y ML, máxime cuando se trata de automatizar múltiples tareas, para lo que también es necesario conocer la arquitectura cloud de la compañía y cómo interactúan los sistemas individuales entre sí.
  8. Diseñar sistemas distribuidos
    Reunir los recursos que residen físicamente en los servidores con los de diferentes localidades requiere varias habilidades, como predecir y monitorear el rendimiento de los sistemas distribuidos, así como comparar los atributos de diferentes modelos de servicio y datos.

Habilidades blandas

  1. Administración del cambio
    Cuando se habla de migrar datos, es importante que los responsables tenga la capacidad de diseñar el plan, ofrecer una nueva base de datos en línea, crear nuevas conexiones de red o cualquier otro cambio que requiera el ambiente cloud de la compañía. Hay que contar con procedimientos que sean una guía del cambio paso a paso e incluso considerar un plan B de contingencia ante una falla severa. Esto requiere que el responsable sea capaz de conducirse ante elevados niveles de estrés, resolución de problemas en ambientes críticos y toma de decisiones.
  2. Capacidades comunicativas
    Eventualmente, los especialistas en cloud deberán presentar internamente a los tomadores de decisiones las ventajas que ofrecen diferentes plataformas de nube para tomar la decisión acerca de cuál es la más adecuada para la empresa. Asimismo, tendrán que exponer a los proveedores de servicios cloud cuáles son las necesidades de la compañía, si hay algún problema, en qué condiciones se ha presentado e incluso tener la habilidad para negociar nuevos contratos de servicio.

 

Maricela Ochoa

Reportera de tecnología. Suele buscar temas de innovación, nuevas aplicaciones IT y seguridad de la información. Periodista por la UNAM; estudió Marketing en el ITAM y Branding en la Universidad de Bogotá Jorge Tadeo Lozano. Storyteller apasionada por la astronomía.

Related posts

Deja un comentario