Servicios de aplicaciones impulsan segunda etapa de transformación digital: F5

Los servicios de aplicaciones forman parte de la transformación de las empresas e impulsan la automatización de sus operaciones en ambientes multicloud, de acuerdo con el reporte The State of Application Services in 2020 de F5.

En el sexto año que se realiza, esta investigación midió cinco aspectos relevantes en las organizaciones: nivel de transformación digital, multicloud, automatización de las operaciones, uso de servicios de aplicaciones y su rol en la empresa.

Fueron cinco los principales hallazgos del reporte, en el que participaron cerca de 2,600 personas de diversas industrias:

  • 80% de las organizaciones están llevando a cabo una transformación digital, con énfasis en acelerar la velocidad al mercado.
  • 87% de las organizaciones utilizan ambientes multicloud, aunque la mayoría reconoce que aún tiene conflictos con la seguridad en la nube
  • 73% de las empresas están automatizando sus operaciones de red para incrementar su eficiencia
  • 69% de las compañías dijeron que están usando 10 o más servicios de aplicaciones
  • 63% de las organizaciones ubican una responsabilidad primaria para servicios de aplicaciones con operaciones IT, más de la mitad se están cambiando hacia equipos inspirados en DevOps.

Impacto de los servicios de aplicaciones

Hoy, las aplicaciones actúan como mecanismos que impulsan la economía digital. Esto se debe principalmente a que las compañías las usan cada en cada vez mayor número, para transformarse de forma acelerada, elevar la eficiencia y entregar experiencias digitales a clientes y empleados.

El reporte de F5 encontró que en la primera fase de la transformación digital está la automatización de tareas individuales para que las empresas sean más eficientes y la digitalización de procesos IT y negocio. En la segunda etapa se integran las tareas automatizadas previamente para aprovechar la infraestructura nativa en cloud y así escalar procesos de manera orquestada. Mientras que en la fase número tres se utiliza telemetría para hacer que los servicios de aplicaciones ayuden al negocio a prevenir pérdidas, predecir capacidad, optimizar recursos e incrementar ventas.

Las respuestas a la encuesta The State of Application Services in 2020 permiten apreciar que la mayoría de las empresas está iniciando la segunda fase, en la que automatizan más partes de la red e incorporan principios de desarrollo continuo para mejorar la productividad y la experiencia de sus clientes.

Cabe mencionar que la mayor parte de las aplicaciones se están escribiendo para contenedores o nativas para nube, de acuerdo con Kara Sprague, vicepresidenta de Servicios de Aplicaciones de F5 Networks.

80% de las compañías está transformándose

Cuatro de cada cinco empresas ya están inmersas en una transformación digital. El reporte resaltó este año que la optimización IT y de los procesos de negocio fueron los beneficios principales de adoptar este tipo de iniciativas.

Mejorar la velocidad para introducir nuevos productos o servicios al mercado fue la respuesta más frecuente a la pregunta de para qué optar por una transformación digital, con 67%; la segunda razón fue responder a competidores emergentes, con 32% y con 31% estuvo el tener la capacidad de atender la conducta de nuevos compradores.

Al hablar de la importancia que tienen las aplicaciones para el negocio, 62% de las compañías que participaron en el estudio de F5 señalaron que las aplicaciones son esenciales para su negocio, ya que sin ellas no podrían operar.

Crece la adopción de la nube, aunque preocupa la seguridad

La adopción de la nube va en crecimiento. 27% de los participantes en el estudio, dijeron que para finales de este año planean tener más de la mitad de sus aplicaciones en un entorno cloud.

En un dato que podría ser contradictorio, no obstante la tendencia de adopción, las organizaciones tienen menos confianza en su habilidad para resistir un ataque a nivel de aplicaciones al estar en una nube pública (45%) que en un centro de datos on-premise (62%).

El estudio de F5 señala que 71% de las compañías reportaron un vacío en sus habilidades de seguridad, lo cual pone de manifiesto la necesidad de contar con soluciones que brinden seguridad consistente, sobre todo cuando se trata de ambientes múltiples.

Al momento de elegir qué tipo de cloud consideran mejor para sus aplicaciones, 41% de las compañías indicaron que lo deciden caso por caso, dependiendo de la aplicación. Dicha estrategia se debe a que cada aplicación es única y sirve a funciones específicas en el negocio.

Esto hace que necesiten múltiples proveedores de nube y que enfrenten diferentes retos para mantener la seguridad, políticas y cumplimiento normativo en un entorno de ese tipo. Aplican políticas de seguridad consistentes para todas las aplicaciones, las protegen de amenazas existentes y potenciales, además de procurar cumplir con las regulaciones.

Múltiples arquitecturas en las aplicaciones

Al hablar del portafolio de aplicaciones que tienen, debido a las infraestructuras múltiples que conviven en una empresa, sería una fantasía pensar que dichas aplicaciones tienen una sola arquitectura. El estudio indica que ante ambientes heterogéneos, no hay una clara mayoría en la arquitectura de aplicaciones: 40% son web y móviles; cliente-servidor tiene 34%; microservicios/arquitecturas nativas cloud 15% y mainframe 11%.

La transformación digital, las plataformas cloud y arquitecturas modernas guían la adopción de servicios de aplicaciones actuales que soporten requerimientos de escalabilidad, seguridad y disponibilidad.

Por tercer año consecutivo, quienes participaron en el reporte de F5 ponderaron por más de 30 puntos porcentuales que la seguridad es lo primero en lo que piensan al momento de desplegar una app. Otro hallazgo del estudio fue que las organizaciones que tienen iniciativas de transformación digital tienden a desplegar arquitecturas modernas de aplicaciones y usan más servicios de aplicaciones.

De estos servicios, los que reportaron mayor uso fueron Ingress Control, con 58%; Gateway de API, 44%; descubrimiento de servicio, 21% y Service Mesh, con 20%.

¿Quién hace qué?

63% de las organizaciones ubican una responsabilidad primaria para servicios de aplicaciones con operaciones IT, más de la mitad se están cambiando hacia equipos inspirados en DevOps.

Poco a poco, los grupos de DevOps toman mayores responsabilidades de los servicios de aplicaciones, especialmente en organizaciones que están expandiendo su portafolio de aplicaciones nativas en cloud y contenedores.

El estudio concluye que una vez que se reduzca la complejidad y las aplicaciones puedan soportarse, optimizarse y administrarse con un set consistente de servicios de aplicaciones que amplíe los ambientes de arquitectura de aplicaciones e infraestructura, las compañías podrán empezar a liberar los datos que las apps han acumulado utilizando analíticos con AI.

La escala, agilidad y complejidad de las empresas digitales de hoy  y de mañana requieren que las aplicaciones tengan la habilidad de ajustarse automáticamente a las condiciones operativas y de negocio.

Maricela Ochoa

Reportera de tecnología. Suele buscar temas de innovación, nuevas aplicaciones IT y seguridad de la información. Periodista por la UNAM; estudió Marketing en el ITAM y Branding en la Universidad de Bogotá Jorge Tadeo Lozano. Storyteller apasionada por la astronomía.

Related posts

Deja un comentario