¿Cómo repercutió el COVID-19 en el mercado de PC?

Desde que la pandemia obligó a un crecimiento explosivo del trabajo remoto, muchas organizaciones tuvieron que actualizar o comprar equipos de cómputo para su nueva fuerza de empleados móviles. Esto dio un impulso a la industria de PC durante el primer trimestre del año, pero ¿podrá sostenerse en el tiempo?

Diversas firmas de análisis no se han logrado poner de acuerdo respecto al impacto que el mercado de computadoras de escritorio, laptops y tablets sufrirá a partir del coronavirus. El año 2020 partió con lentitud, debido a una baja en el suministro de procesadores Intel por culpa de una transición poco ágil a la arquitectura de 10nm, pero una vez que las organizaciones comenzaron a avistar en el horizonte las cuarentenas y el trabajo remoto, se lanzaron a adquirir nuevos equipos para su fuerza laboral. Esto resulto incluso en un alza de embarques de 5% año-contra-año durante febrero, de acuerdo con datos de Canalys.

Pero la buena racha duró poco. En marzo los embarques cayeron 8% respecto al año anterior, y el primer trimestre del 2020 terminó, para Canalys, un 7% más débil. Esa fue sin embargo la lectura más optimista: IDC cifró la disminución del mercado en 9.8% y Gartner en 12.3% para el primer cuarto del año. Para esta última firma de análisis, este habría sido el peor trimestre de la industria en siete años.

Estos resultados no son sorpresivos. El 2019 fue un año positivo para los PC en gran medida gracias a un ciclo de actualización hacia Windows 10, que justamente estaba dando sus últimos coletazos al comenzar el 2020. Al retraso en la producción de procesadores se sumó al cierre temporal de fábricas en China (lo que afectó fuertemente a la cadena de suministro), y el fin de la adquisición compulsiva de computadoras para preparar el trabajo remoto.

Tanto Canalys como Gartner e IDC coinciden en que Lenovo fue el fabricante que más PC vendió en la primera parte del año, seguido por HP y Dell, aún así todos los resultados fueron peores que en 2019. El único que logró crecer ligeramente fue Dell, con +1.1%. Quien definitivamente sufrió los impactos más duros fue Apple, que habría tenido una caída de 21% en embarques.

Salidas posibles

Existen dos tesis principales respecto a lo que sucederá en el futuro con las PC. Los más optimistas dicen que lo peor ya pasó, que el trabajo remoto llegó para quedarse y que esta tendencia mantendría las ventas de computadoras por varios años más. Con la amenaza de la paralización en las fábricas chinas hoy prácticamente fuera de las proyecciones, los análisis confían además en una cadena de suministro saludable.

Para Canalys, la caída del mercado global de PC en 2020 se ubicará en 7%. Serán 367.8 millones de unidades vendidas, frente a 395.6 millones el año pasado.

Si las proyecciones de Canalys son correctas, la industria de computadoras portátiles debería recuperarse de la crisis desatada por la pandemia tan pronto como el primer trimestre del 2021, pero de todas formas debería ser un año más bien «plano».

«Esperamos que el mercado global regrese a un crecimiento del 2% en 2022. Pero es importante mantener las cosas en perspectiva: una recuperación modesta desde un 2020 débil no verá a las PC recuperar los niveles de 2019 aún por algunos años más», indicó Rushabh Doshi, director de Investigación de Canalys, en un comunicado oficial.

Mientras tanto, Gartner es mucho menos optimista. La firma advierte que las organizaciones alejarán sus presupuestos IT de la compra de PC hacia planes de continuidad del negocio u otras tecnologías que mejoren las perspectivas financieras frente a la crisis próxima crisis económica. «Veremos tanto a las empresas como a los consumidores extender el ciclo de vida de sus PC de una forma más permanente mientras se enfocan en ahorrar su efectivo», indicó Mikako Kitagawa, directora de Investigación en Gartner.

México mal parado

De igual forma, México experimentó un pico en la demanda por organizaciones que no tenían suficientes equipos para trabajar en casa, o que no contaban con equipos suficientemente potentes para algunas tareas. Algunas empresas reportaron incluso que se encontrar con un desabastecimiento de laptops en las tiendas.

De acuerdo con el director general de la firma de investigación Select, Ricardo Zermeño, los fabricantes mexicanos también se enfrentaron a problemas de abasto desde los primeros meses del año, debido al cierre de las fábricas en China: las cadenas de suministro se vieron interrumpidas casi por completo. Pero no solo eso, México y el sector TIC venían saliendo de un año con mucha incertidumbre. «Traemos un contexto más complicado que otros países. No solamente fue la pandemia, sino que también desconfianza por parte de los inversionistas frente a decisiones de la administración. Llevamos una desaceleración del sector desde 2017», indica Zermeño.

¿Cómo se ve el futuro en el país? Zermeño adelanta que se espera una contracción del 13% para toda la industria TIC en 2020, y una leve recuperación (de alrededor de 4%) en 2021. Las cifras para el mercado de PC aún no están claras, pero deberían encontrarse en ese promedio o incluso más bajo. La recuperación será, en todos los casos muy lenta. De acuerdo con Zermeño, los niveles de 2019 se superarán recién en 2024.

Por más semáforos verdes e intentos de reactivación, parece que la «nueva normalidad» tardará en asentarse mucho más de lo que muchos planean.

 

Christopher Holloway

http://salalacalleymuere.tumblr.com

Director editorial de IT Masters Mag. Experto en gatos, libros y en los intrincados procesos tecnológicos que atraviesan el funcionamiento de las sociedades en todas sus expresiones.

Related posts

Deja un comentario