Automatización, IoT y otras tendencias claves de ERP para 2021

Optimizar los procesos de negocio en una empresa es más crucial que nunca después de la aceleración tecnológica que se vivió en 2020. Para ello, los sistemas ERP (Enterprise Resource Planning) representan una herramienta de gran ayuda, pero si no se actualizan en relación con el resto de tecnologías actuales podrían incluso reducir la flexibilidad y hacer menos ágil la operación.

El pronóstico de Gartner acerca del mercado global del software ERP indicaba hace tiempo que llegaría a los $44,000 millones de dólares para 2022. Una de las razones que llevaban a la firma de análisis a tal expectativa era el incremento de adopción de modelos como SaaS por parte de las organizaciones de tamaño mediano.

Luego del 2020, la compañía de investigación de mercado ABI Research estimó que tan solo la industria de manufactura tendría que invertir $14,000 millones de dólares en software ERP de aquí a 2024 para paliar el impacto a las cadenas de suministro. A continuación se listan algunas de las tendencias de ERP que marcarán la pauta este año:

  1. Aceleración de la automatización: El cambio en la demanda generado por el aislamiento social ha implicado automatizar diferentes aspectos de las operaciones. Optimizar la entrega de productos se volvió crucial. La automatización apoyada en un sistema ERP puede dar mayor impulso al comercio electrónico, retail y operaciones de manufactura al manejar de forma adecuada los datos del cliente y hacer la entrega de productos y servicios en tiempo y forma. Incluso sirve a servicios financieros que ahora utilizan herramientas ERP automatizadas, BPM, banca digital y CRM para el mejor manejo de servicios a su base de clientes. Esta tendencia ha sido bien vista en diferentes sectores para enfrentar la situación actual. Baste mencionar que entre los beneficios que reporta la automatización están la reducción de costos, el aumento de la productividad y disponibilidad.
  2. La implacable nube: La nube cambió las reglas de juego en el uso de ERP. Antes, los usuarios debían pagar tarifas altas para comenzar a utilizar estas soluciones, además de adquirir hardware especializado. La adopción de modelo SaaS a través de la nube abrió muchas opciones en el mercado y ha hecho más asequible su uso. Ya no hay que pagar costosos mantenimientos ni actualizaciones de software y pueden elegir esquemas solamente con los módulos que utilizan para ahorrar costos. Por otra parte, las organizaciones también pueden integrar soluciones híbridas de ERP con recursos locales y otros basados ​​en la nube.
  3. Datos inteligentes: Las empresas recopilan un número cada vez mayor de datos complejos y no estructurados, pero para su uso efectivo es necesario encontrar formas óptimas de analizarlos. Hasta ahora, las empresas necesitan mayormente desarrollar código adicional para que sus aplicaciones de negocio y ERP se beneficien de la automatización y la inteligencia artificial. Diversos analistas pronostican que este año aumente el uso de tecnología iERP (Intelligent ERP) reforzada y con funcionalidades AI. Esto permitirá disminuir los tiempos de carga de la información, reducir errores, crear nuevos flujos de trabajo, convertir datos no estructurados en información accesible para la toma de decisiones, entre otras.
  4. Mayor adopción de IoT: Aunque IoT facilita la conectividad de los dispositivos físicos dentro de una red sin intervención humana, los sistemas ERP no aprovechaban su potencial completo.
    Ahora, al adoptar un enfoque centrado en el cliente, es posible utilizar sensores para recopilar y evaluar grandes cantidades de datos. El proceso productivo también puede beneficiarse con esta tecnología para hacer supervisiones con información en tiempo real acerca del rendimiento de las máquinas. Las plataformas de manufactura inteligente, con IIoT administran dispositivos, conectividad, infraestructura y datos. ABI Research estima que para 2025, este mercado alcanzará un valor de $32,000 millones de dólares.
  5. ERP con datos en tiempo real: Por último, pero no menos importante, usar datos en tiempo real trae diferentes beneficios para las compañías. Compartir fácilmente la información detallada entre diferentes áreas de la empresa contribuye a mejorar la experiencia de cliente y optimizar las funciones comerciales, por lo que e transformará en una de las prioridades para los años próximos.

En 2019, el mercado global de ERP estaba valuado en $39,650 millones de dólares, este mes se ha dicho que para 2025 puede alcanzar un valor de $65,200 millones de dólares. En México, la automatización y la nube son factores que están jugando un papel relevante en busca de la recuperación económica. No es de extrañar que estén dentro de las tendencias para ERP de 2021.

Maricela Ochoa

Reportera de tecnología. Suele buscar temas de innovación, nuevas aplicaciones IT y seguridad de la información. Periodista por la UNAM; estudió Marketing en el ITAM y Branding en la Universidad de Bogotá Jorge Tadeo Lozano. Storyteller apasionada por la astronomía.

Related posts

Deja un comentario