Supremo Tribunal de Justicia del Estado de Jalisco: De puño y letra

Mediante la implementación de un sistema de firma electrónica seguro, ágil y con un enfoque en la interoperabilidad, el Supremo Tribunal de Justicia del Estado de Jalisco se llevó los elogios del Comité Calificador, que premiaron su impecable ejecución y evidente impacto en la ciudadanía.

La impartición de justicia debe ser objetiva, imparcial, pronta y expedita, así lo dicta la constitución mexicana y ese es el objetivo que persiguió el Supremo Tribunal de Justicia del Estado de Jalisco con la implementación de su sistema de Firma Electrónica Avanzada. El proyecto ganador de este año realizó un esfuerzo tecnológico y humano para simplificar, facilitar y agilizar los actos y negocios jurídicos, comunicaciones y procedimientos administrativos entre los sujetos obligados del sector público, los particulares y las relaciones que mantengan entre sí. Al hacer posible que la firma digital de un documento electrónico tenga el mismo valor legal que una realizada en papel, la entidad modernizó una gran cantidad de procesos, tanto a nivel de funcionamiento interno como en su relación con la sociedad. La mejora a nivel de transparencia y comunicación con los ciudadanos, además de la reducción notable de todos los tiempos en los procesos internos y el uso eficiente de los recursos para la implementación de la solución tuvieron un impacto suficientemente grande como para superar a proyectos que utilizaron tecnologías que podrían considerarse más disruptivas. De acuerdo con Joel Urrutia Hernández, director de Tecnologías de la Información del Supremo Tribunal de Justicia del Estado de Jalisco y responsable del proyecto, además de las altas exigencias a nivel tecnológico fue necesario superar retos como la resistencia al cambio a nivel de los usuarios internos, y una intensa desconfianza respecto a la tecnología por parte de los ciudadanos. “Muchas personas aún tienen miedo a la tecnología. Están acostumbrados a las firmas autógrafas y no necesariamente conocen la utilidad que habilita la digitalización de este proceso”, explicó. “Hoy en día, las tecnologías de la in-formación y este proyecto nos permiten —por ejemplo— mudar mucha información des-de el soporte de papel a medios digitales. Esto agiliza su envío y permite la recepción con solo acceder al portal https://e-firma.stjjalisco.gob.mx, además de reducir considerablemente el uso de papel”. La firma electrónica es una tecnología mucho más segura que la firma manuscrita y conlleva gracias a esta iniciativa el mismo valor jurídico. El contenido del documento electrónico firmado no puede ser alterado, lo que garantiza su autenticidad y la identidad del firmante. Por otro lado, se certifica la confidencialidad, ya que el contenido del mensaje firmado solo será conocido por quienes estén autorizados a ello.

Christopher Holloway

http://salalacalleymuere.tumblr.com

Director editorial de IT Masters Mag. Experto en gatos, libros y en los intrincados procesos tecnológicos que atraviesan el funcionamiento de las sociedades en todas sus expresiones.

Related posts

Deja un comentario