Qué ver este fin de semana: The Great Hack, Cambridge Analytica y su manipulación en Facebook

Los primeros minutos del documental The Great Hack pueden provocar un delirio de persecución en el espectador. Los usuarios de Facebook no podrán soportarlo: es insana la cantidad de datos que ofrecen en cada interacción. ¿Leyeron la letra chiquita?

Por voluntad propia y de manera automática, cada like, comentario y foto posteada traza rastros digitales para alimentar a una industria de miles de millones de dólares. Esa información da acceso al pulso emocional de cada usuario.

Dirigido por Karim Amer y Jehane Noujaim, el filme lleva por título en español Nada es privado. Fue elogiado por la crítica en el Festival de Sundance 2019 y ya está disponible en el catálogo de producciones originales de Netflix a partir del 24 de julio.

A lo largo de casi dos horas, The Great Hack habla de las acciones de un grupo de directivos de Cambridge Analytica, la compañía que recomendó incluir anuncios de la campaña presidencial de Donald Trump en 2016. Brad Parscale, director de la campaña digital de Donald Trump, en 2016 reconoció que se publicaron 5.9 millones de anuncios en Facebook, una cifra escandalosamente superior a los 66,000 anuncios de la propaganda de Hillary Clinton.

El “Proyecto Álamo”, que fue parte de las acciones de campaña, recolectó información de más de 87 millones de usuarios de Facebook para orientar los mensajes de Trump. El año pasado, el presidente de Estados Unidos anunció que Parscale será su jefe de campaña para la reelección.

En la cinta se destaca la labor de la periodista del diario The Guardian, Carole Cadwalladr, quien investigó las conexiones entre Cambridge Analytica y Facebook, y fue una de las primeras en dar a conocer la noticia. De acuerdo con Cadwalladr, los datos recabados no sólo permitían conocer la orientación política de cada usuario: también brindaban un bosquejo de su personalidad para construir un perfil psicológico de los votantes estadounidenses.

Un arma de filo sutil

Si bien todo comenzó con el sueño de un mundo hiperconectado, los realizadores del documental señalan la filosa arma en que la famosa red se ha convertido, cuya influencia le permite jugar múltiples roles, desde Celestina, hasta terapeuta, pasando por coach y, claro, influenciador político. En el fondo subyace la vulneración a la privacidad de datos de quienes tienen cuenta en esa red social, tema que ha sido muy señalado posteriormente a estos hechos.

Hacia el final de la cinta, vuelve el escalofrío inicial: gobiernos totalitarios que diseminan miedo y odio a través del “cara libro”.  Una película imperdible para quienes lidian a diario con datos y privacidad.

Maricela Ochoa

Reportera de tecnología. Suele buscar temas de innovación, nuevas aplicaciones IT y seguridad de la información. Periodista por la UNAM; estudió Marketing en el ITAM y Branding en la Universidad de Bogotá Jorge Tadeo Lozano. Storyteller apasionada por la astronomía.

Related posts

Deja un comentario