Un liderazgo que no esté basado en la confianza está basado en el miedo

El futuro es una incógnita. Uno de los principales problemas que enfrentan los actuales líderes es que cada vez es más difícil entender cuál será el resultado de una acción o decisión. Las variables son demasiado múltiples y el mundo cambia a un ritmo difícil de rastrear: esto crea miedo, amenaza la confianza de los empleados en sus jefes y multiplica los dolores de cabeza en la dirección. ¿Cómo, entonces, deben los tomadores de decisiones conducir una organización sin arriesgar el desastre? De acuerdo con Tim Mcdonald (@TaMcdonald), conferencista experto en liderazgo y uno de los principales speakers del próximo IT Masters Forum, la respuesta se encuentra en la construcción de confianza y la transformación del miedo.

La problemática para los líderes del mundo tecnológico tiene además dos caras: por un lado su trabajo es traer a la organización las herramientas que construyan ese nuevo futuro, con automatización, maquinarias y software que haga todo más fácil; pero por otro lado tienen un equipo de seres humanos que pueden ver a la tecnología como un elemento que los reemplazará o cambiará de forma mayúscula sus formas de trabajar. En esa encrucijada, muchos directivos se arriesgan a perder el foco.

Una de las alternativas es reconfigurar el proceso de toma de decisiones. «Cuando vemos quién está controlando la organización —porque incluso quienes estamos en las posiciones más altas dependemos de shareholders e inversores— encontramos que la presión está conduciéndonos por caminos que no necesariamente se alinean con lo que la organización está intentando hacer», explica Mcdonald. «Muchas veces nos encontramos en una posición que nos fuerza a complacer a muchas personas en lugar de obligarnos a entender qué es ser un buen líder. Un buen líder es alguien que realmente puede habilitar a todo el equipo a contribuir y formar el futuro de la organización. El futuro debería ser colaborativo, no depender por completo de decisiones verticales. Esta dinámica genera además mayor confianza y compromiso en el equipo».

La confianza es un elemento clave para este arquitecto de la humanidad, quien además fue director de la comunidad de The Huffington Post, donde estableció la estrategia y supervisó un equipo de moderadores, soporte y estándares para el sitio de noticias en línea con más de 300 millones de comentarios y 70,000 blogueros. En palabras de Mcdonald, si no existe confianza la personas comienzan a adivinar, a conjeturar, y eso pone en duda al liderazgo. «De verdad creo que la confianza es la base que nos permite co-crear algo que nos permita hacer nuestros lugares de trabajo, comunidades e incluso nuestro planeta un lugar mejor. Si no estamos liderando con confianza, necesariamente lo estamos haciendo con miedo, y eso usualmente no resulta muy bien para nadie».

¿Cómo pueden los líderes crear esta confianza? No se trata de una fórmula mágica ni un manual de instrucciones, pero Mcdonald indica que uno de los elementos más importantes es «decir lo que haces y hacer lo que dices», o sea: predicar con el ejemplo. «A esto se suma algo muy relevante:  Si un miembro de tu equipo hizo algo que tuvo resultados desastrosos, pero en el camino al resultado te lo explicaron, trabajaste en ello como un equipo, pero simplemente no concluyó como se esperaba, la mayor muestra de confianza que un líder puede entregar es no sacrificar a su equipo y salvarse solo. Los empleados necesitan saber que su líder está poniendo también su cuello en la línea, que la responsabilidad es compartida. Eso permitirá también que cualquiera pueda acercarse a ti cuando exista un problema y evitarás riesgos peores».

Estudioso de las relaciones humanas en la administración, Mcdonald está próximo a lanzar su próximo libro, The Fear Advantage, que se enfoca en cómo el miedo transforma las relaciones humanas y cómo aprovecharlo para generar una ventaja competitiva. Ese será otro de los focos de su conferencia en IT Masters Forum, que abrirá las sesiones del 6 de marzo. Para el co-creador de CreatingIs, LLC y LIFEworking, la forma más simple de explicarlo es que hay dos tipos de miedo: el racional y el irracional. Un miedo racional es saltar de un avión sin paracaídas o lanzarse frente a un bus en marcha, sabes que si lo haces puedes dañarte o morir. Ese miedo es bueno y te protege. «Pero gran parte del miedo que se enfrenta es irracional: mi idea no es suficientemente buena, no hablo suficientemente bien, no tengo la confianza para presentarle esto a los ejecutivos. Ayuda mucho saber que si podemos cambiar y remover estos miedos irracionales a algo que podamos entender, reconocer y ver, nos ayudará a no quedarnos atrás con esas ideas. Transformar ese miedo puede ser lo que nos hace falta para ser la mejor versión posible de nosotros mismos».
Christopher Holloway

http://salalacalleymuere.tumblr.com

Director editorial de IT Masters Mag. Experto en gatos, libros y en los intrincados procesos tecnológicos que atraviesan el funcionamiento de las sociedades en todas sus expresiones.

Related posts

Deja un comentario