Por qué responder con agilidad es la mejor opción ante el cambio

En el entorno actual de cambio continuo una estrategia que ha demostrado ser útil para las empresas es adoptar metodologías ágiles, con las que logran responder y adaptarse al contexto de mejor forma. Este fue el tema que Arnulfo Espinosa, responsable del programa de Ciberseguridad en ISACA Monterrey, abordó en el IT Masters CON Virtual 2020 , durante su conferencia “Ante el cambio ‘asesino’, la agilidad como defensa”.

“Este año aprendimos que hay múltiples habilitadores del cambio: la evolución de la tecnología, las regulaciones, la respuesta a incidentes, las fusiones, adquisiciones y también las pandemias”, afirmó Espinosa. De acuerdo con el especialista en las áreas IT la agilidad permite gestionar los cambios de forma estandarizada y con prioridades claras en cualquier momento, pero los beneficios de esta aproximación pueden extenderse a toda la organización.

La prueba es que antes de la contingencia por la Covid-19 las empresas tenían en la mira numerosas tecnologías disruptivas, pero su adopción estaba ralentizada debido a muchos miedos en torno a la utilización de la nube, el acceso remoto, y la ciberseguridad. Este año todo ha cambiado. De acuerdo con el Reporte de ciberseguridad 2020 de la OEA, en un lapso de tres meses se ha experimentado una aceleración de la transformación digital que se había anticipado que ocurriría en tres años, y en muchos casos se ha echado mano de las metodologías ágiles para concretar los proyectos.

Durante la contingencia actual todos los ambientes han vivido modificaciones: esquemas de trabajo remoto, educación a distancia, más práctica de telemedicina, la renta de oficinas va a la baja y aumentaron las compras en línea. “Hoy se observa una adopción acelerada de tecnologías por otro tipo de miedo: el miedo a contagiarse o contagiar a los equipos”, señaló Espinosa.

Antes de la pandemia, la demanda de la nube era de 20%, ahora ha llegado a 59%. En el white paper Managing Security Impacts in a Multicloud Environment, ISACA encontró que compañías que tienen más de 1,000 empleados están usando hasta 200 nubes para soportar las aplicaciones que se despliegan como software-as-a-Service. Aquí entra en juego la ciberseguridad, ya que el uso simultáneo de múltiples ambientes de nube suma nuevos riesgos para los modelos de seguridad tradicionales.

El conferencista afirmó que ahora se le está dando prioridad a proyectos de seguridad que antes se desestimaban, como cuidar la protección de los accesos remotos a sistemas, que ha crecido 39%, el uso de VPN (36%), la autenticación (35%), la seguridad de la nube (25%) y hasta las campañas de concientización de usuarios finales han crecido 19%.

Aumenta el uso de metodologías ágiles

Antes, solo 3% de los empleados estaba en esquemas de trabajo remoto a tiempo completo. Ahora ese porcentaje ha alcanzado 81%. También se ha observado un incremento en el uso de herramientas de colaboración: de 20 millones de personas, subió a 75 millones. El conferencista, director de Control Interno en uno de los principales grupo financieros de México, destacó la manera en que ha permeado el uso de metodologías ágiles en las organizaciones a partir de estos cambios. Adjudicó el hecho a que son esquemas con procesos incrementales e iterativos, que permiten aprender de los ejercicios conforme se van haciendo y habilitan la velocidad necesaria para los cambios abruptos del 2021.

“Para la alta dirección es un mecanismo que permite implementar el cambio más rápido y llevar las ideas al mercado antes que la competencia; mientras que para el área IT es una colección de metodologías como Scrum, DevOps, Kanban y Extreme Programming (XP) que ayudan a desarrollar con mayor agilidad y hacer cambios en las plataformas”, indicó Espinosa.

En las áreas IT, la metodología ágil resulta gran aliada gracias a los fundamentos de velocidad, autonomía y colaboración, diferentes áreas la han adoptado pero no es la única área donde presenta utilidad: en operaciones se usa en 26% de organizaciones, en 14% de las áreas de recursos humanos; 11% en marketing, 9% en ventas y 8% en finanzas.

Satisfacción del cliente, factor clave

Espinosa considera que la satisfacción del cliente es piedra angular de las metodologías ágiles. En este entorno son bienvenidos los requisitos cambiantes y las entregas frecuentes, donde las áreas de negocio y los desarrolladores trabajan juntos. En el proceso juegan un papel fundamental la motivación de los equipos, que estén auto-organizados, las conversaciones cara a cara, la excelencia técnica, así como la reflexión y adaptación periódicas.

Para el conferencista, entre los beneficios de las metodologías ágiles está la reducción del tiempo de los proyectos, la mejora en la calidad de los requisitos antes de comenzar el desarrollo y las pruebas, priorizar el trabajo, exponer y resolver problemas temprano, reducir el tiempo de toma de decisiones, y eliminar los desechos del proceso.

En este esquema, donde se da gran visibilidad y transparencia a los procesos, “lo peor que puedes entregar en un proyecto de dos años es exactamente lo que el cliente quería el primer día”, como afirmó Mike Cohn, quien participó en el desarrollo del método Scrum.

Maricela Ochoa

Reportera de tecnología. Suele buscar temas de innovación, nuevas aplicaciones IT y seguridad de la información. Periodista por la UNAM; estudió Marketing en el ITAM y Branding en la Universidad de Bogotá Jorge Tadeo Lozano. Storyteller apasionada por la astronomía.

Related posts

Deja un comentario