«México requiere más competencia y mayor interconectividad», Steve Sasse, director de Equinix América Latina

Mediante una fuerte inversión de $175 millones de dólares en efectivo, Equinix concretó hace unos días la adquisición de tres centros de datos (CD) de Axtel. La empresa californiana es líder mundial en servicios de housing, con más de 200 data centers en 24 países del mundo. La operación es parte de la apuesta de Equinix por ampliar su presencia en América Latina y, en palabras de Steve Sasse, director de Equinix en la región, traer mayor competencia y mejorar la neutralidad de internet en el país.
De acuerdo con Sasse, el mercado mexicano se volvió especialmente relevante después de los cambios en la regulación de telecomunicaciones que permitieron una apertura mayor en el mercado. «Pero el país requiere más competencia, mayor interconectividad, y eso lo hace un momento ideal para que Equinix entre. Hoy México está controlado por operadores que no ofrecen mucha neutralidad. Nosotros queremos traerla, como lo hemos hecho en el resto del mundo: con más operadores, más interconectividad, y más compañías de nube», explica el ejecutivo, quien llegó el 2013 a Equinix después de manejar las operaciones de venta en Verizon para América Latina.
En el presente, cuando una organización mexicana se conecta a cualquiera de los grandes servicios de nube debe hacerlo, principalmente, mediante internet. Esta vía, de acuerdo con Sasse, no es rápida, tiene una alta latencia y no posee las mejores medidas de seguridad. «Nuestra idea es traer a las grandes compañías de nube a México para que los clientes puedan acceder a esa conectividad de forma local. Eso reducirá la latencia, los costos, y dará una eficiencia superior para ofrecer mejores servicios de IT», agrega.
Los tres centros de datos sumarán más de 10,600 metros cuadrados de espacio de colocación neutral para el proveedor a la cartera de centros de datos de Equinix International Business Exchange (IBX). Además, al trabajar en conjunto con los hubs de datos en Dallas (Informart) y Miami (NAP), se fortalecerá la plataforma global de Equinix y se aumentará la interconexión entre todas las regiones de América Latina.

«Lo que está pasando hoy en México es que muchos de datos generados en las redes se transportan a Dallas y ahí se distribuyen a los diferentes proveedores: nube, operadores, y de contenido, entre otros.  Nuestra intención es traer esas compañías al mercado de México y que esos datos no tengan que viajar tanta distancia, tenerlos más en el edge, donde pueden ofrecer servicios más rápidos, más seguros».

Más competencia = menores precios

El ejecutivo confía en que el primer cambio notorio para el mercado mexicano de data center va a ser en precios. El segundo será la rapidez y menor latencia en el acceso a distintos servicios de nube. Incluso, parte de la razón por la que la compañía está arribando a México es porque las grandes compañías detrás de la nube se los solicitaron: quieren tener su cómputo alojado en el territorio mexicano. En tercer lugar, Sasse promete la llegada de muchas nuevas compañías al país. «Tenemos data centers en todo el mundo, más de la mitad de los Fortune 500 son clientes nuestros y esas emrpesas van a aprovechar nuestros servicios para tener desempeños óptimos en el país».
Los centros de datos adquiridos por Equinix, de nombres MX1 y MX2 (Querétaro), y MO1 (Monterrey), ya se encontraban en operaciones, por lo que la empresa absorberá los clientes, y revisará además qué tipo de actualizaciones hacen falta para llevarlos a los estándares que se requieren. Alrededor de junio Equinix debería estar lista para sumar nuevos clientes a los CD.
De acuerdo con Sasse, este es el primer paso de muchos que la compañía planea dar en México.
Christopher Holloway

http://salalacalleymuere.tumblr.com

Director editorial de IT Masters Mag. Experto en gatos, libros y en los intrincados procesos tecnológicos que atraviesan el funcionamiento de las sociedades en todas sus expresiones.

Related posts

Deja un comentario