IBM lanza Cloud Paks, las primeras aplicaciones pensadas para Red Hat OpenShift

A poco menos de un mes de la adquisición de Red Hat por $34,000 millones de dólares, IBM se apresura a lanzar soluciones de contenedores para mover aplicaciones a cualquier nube de manera más rápida, abierta y segura.

Como se sabe, el pasado 9 de julio se anunció la adquisición por $34,000 millones de dólares de la compañía de código abierto Red Hat. El objetivo es posicionar a IBM como proveedor de nube híbrida y acelerar el negocio de alto valor complementando a las dos empresas. Red Hat aporta tecnología de nube híbrida, mientras que IBM puede aportar la escala empresarial y el músculo  para competir frontalmente con VMware/Dell Technologies.

Cloud Paks se presenta como el primer producto integrado entre ambas compañías, aunque en realidad todavía falta que presenten un roadmap conjunto de productos que otorgue certeza a los usuarios sobre el rumbo que tomarán. 

La verdad es que IBM necesita desesperadamente detener su pérdida de participación en cloud, considerando que ya 25% de sus ventas provienen de servicios de nube. El 17 de julio presentó el reporte de resultados del segundo trimestre fiscal 2019 con números muy desalentadores: las ventas decrecieron 4.2% y su negocio de nube creció tan solo 5%. El primer trimestre fue igualmente malo en ingresos, pues cayeron 4.7%, pero las ventas de nube crecieron 10%. En otras palabras, IBM está perdiendo participación de mercado, mientras Amazon Web Services (AWS) creció 37.3% en el segundo trimestre. Aunque ha sido el menor ritmo de crecimiento desde 2017, AWS sigue siendo el proveedor dominante, seguido muy de cerca por Microsoft Azure, cuyas ventas despuntaron 73% en su último trimestre.  Los ingresos de Google Cloud, por primera vez revelados por Alphabet la semana pasada desde 2017,  registraron un incremento de 40.7% en el segundo trimestre fiscal, al sumar $6,180 millones de dólares. La participación de mercado de nube pública de AWS podría caer de 70% a 57% a fines de 2020, mientras siga creciendo la de Azure y Google. 

Cuestionado sobre los resultados financieros, Andrés Dagotto, vicepresidente de ventas de Cloud de IBM América Latina, se limitó a decir: “Nuestra propuesta de valor es de negocio desde un punto de vista general. Hoy estamos reforzando la transformación del software, entendiendo las necesidades de los distintos corporativos. Ese es el objetivo en el que tenemos que seguir trabajando. La compra de Red Hat se orienta en ese sentido: posicionar a IBM como líder de la nube híbrida, y esa es parte de nuestra transformación.”

Dagotto añadió que IBM quiere sumar $1,200 billones de dólares en nube híbrida a nivel mundial con la adquisición de Red Hat, aunque ello en realidad no se verá reflejado muy pronto en sus libros contables.  

IBM espera un “segundo acto” 

Todo parece indicar que la firma de Armonk, Nueva York, está esperando salir a escena en el segundo acto de una obra llamada “Nube híbrida, la jornada continúa”.  De acuerdo con Dagotto, en ese segundo capítulo se producirá el movimiento del restante 80% de las cargas que aún siguen en el modelo tradicional, “para tener una integración más amplia y completa”. Abundó: “Las cargas de misión crítica apenas se han movido 20% a la nube. En el capítulo dos se transferirán esas cargas a la nube híbrida y trabajaremos en esa integración.”

Esa es la intención del nuevo portafolio de software de IBM: ser “cloud ready”. De aquí la importancia de los Cloud Paks, que pueden ejecutarse sobre cualquier nube, Azure, Google, AWS, Alibaba y, por supuesto, en la nube pública de IBM.

Un paquete para cada necesidad 

Los paks sobre Red Had Open Shift incluyen gestión de identidad, seguridad, monitoreo y registro, y fueron desarrollados para dar mejor visibilidad y control a través de las nubes con un panel de control unificado e intuitivo.

Cada paquete incluye una plataforma de contenedor, middleware de IBM, componentes de open source, y servicios de software comunes para desarrollo y administración, sobre una capa de integración común diseñada para reducir el tiempo de desarrollo hasta en 84% y los gastos operativos hasta en 75%.  Ayer se anunciaron los primeros cinco: 

  • Cloud Pak for Data para simplificar y automatizar la forma en que las organizaciones brindan información de sus datos y proporcionan una arquitectura abierta y extensible para virtualizar datos para inteligencia artificial.
  • Cloud Pak for Applications para ayudar a las empresas a modernizar, construir, implementar y ejecutar aplicaciones. 
  • Cloud Pak for Integration para ayudar a integrar aplicaciones, datos, servicios en la nube y API. 
  • Cloud Pak for Automation para ayudar a transformar los procesos de negocio, las decisiones y el contenido. 
  • Cloud Pak for Multicloud Management para proporcionar visibilidad, gobernanza y automatización de múltiples nubes. 

Dagotto aclaró que el software es de IBM pero está optimizado para OpenShift y contenedores Kubernetes. Además de Cloud paks, dijo que los servicios de IBM que pueden ayudar a la transformación a la nube son los más de 80,000 consultores de Red Hat a nivel mundial que hoy forman parte de IBM. Cabe aclarar que Red Hat continuará como compañía independiente. 

 

Mónica Mistretta

Mónica es fundadora, presidenta y directora general de Netmedia. Su trayectoria periodística inició en la revista Expansión. Ha sido editora y creadora de publicaciones especializadas en IT durante más de tres décadas. Escribe su columna “Contraseña” desde inicios de la década de los 90, misma que sigue vigente en su blog personal. Ha sido conductora, moderadora y conferencista en múltiples foros de la industria, y ha entrevistado a decenas de líderes de las principales compañías del medio.

Related posts

Deja un comentario