Frente a la complejidad de las aplicaciones cloud, la inteligencia artificial puede otorgar un respiro: Dynatrace

Cancún, Quintana Roo.- En el marco de la segunda edición del IT Masters Forum, Gerardo Rubio, director de Dynatrace para el norte de América Latina, exploró las complejidades de las soluciones empresariales de cloud y cómo la inteligencia artificial facilita a las organizaciones adoptarlas de forma efectiva.

La forma en la que se están usando aplicaciones hoy en día es totalmente distinta a la que se venía manejando hace unos años. El mundo necesita software que opere perfectamente, sin obstáculos y en movimiento. No es casual que el 90% de los compradores de vuelos comerciales prefieran atenderse a sí mismos mediante aplicaciones en lugar de interactuar con un humano; que el 50% de las personas utilicen un dispositivo inteligente para acceder a sus servicios financieros, que las ventas en línea hayan crecido tres veces más rápido que el retail tradicional en 2017 o que se proyecto que la inversión en IIoT alcance $60 billones de dólares en los próximos 15 años.

«El reto hoy en día es la movilidad. Nosotros transaccionamos mientras caminamos, compramos cosas, hacemos preguntas a la nube, todo mientras estamos en movimiento o tomamos café. No tenemos la paciencia de saber qué hay operando en el fondo de las aplicaciones, y está bien», explicó Rubio. La presión que el cliente ejerce hoy en día obliga a todos en el área IT a intentar alcanzar lo imposible. «La experiencia que nos da Google cuando le preguntamos algo es la expectativa que tenemos que cumplir en cualquier aplicación: inmediatez y confianza», profundizó.

Esta presión por innovar cada vez más rápido produce mucha confusión: existen centros de cómputo, aplicaciones, múltiples plataformas para interactuar con el usuario. Por un lado existe la aplicación móvil, que debe funcionar como reloj suizo, y del otro la nube, que pasa por varias arquitecturas y que eventualmente puede llegar a dialogar incluso con sistemas legacy. La complejidad ahí es cercana al caos, y es por esto que se han vuelto populares dinámicas de trabajo como DevOps. Pero incluso DevOps es una solución que aún sigue a prueba. De acuerdo a Rubio, 85% de las organizaciones quieren aplicar metodologías ágiles, pero la mayoría de las aproximaciones no logran una visibilidad completa de la estructura, nunca llegan al 100%

«Dentro de la complejidad de la infraestructura conviven una gran cantidad de tecnologías. La forma tradicional en la que estamos intentando medir esa complejidad está obsoleta, porque no contamos con una capacidad automatizada para hacer el análisis. La evolución debe ser hacia el monitoreo mediante software intelligence en el cloud». Esa es la labor de Dynatrace, crear una plataforma que puede integra de manera simple y eventualmente automatizada los eventos. La visibilidad es importante porque, a partir de un mapa claro de las aplicaciones que se están evaluando para transformar hacia la nube, es posible realizar un monitoreo para ver cuál será el volumen de consumo de la nube. «Con esta capacidad e análisis puedo ver qué voy a mover, cómo y por qué. Si hay un problema la plataforma lo detecta y eventualmente lo corrige, apoyado en AI, con visibilidad 360», explica el ejecutivo.

Dynatrace rompe el concepto de aplcaciones monolíticas, empieza a entender cómo están operando en el día a día y a partir de ahí establecer un plan para ver de qué manera iniciar la transformación digital, siempre con el foco en los cada vez más exigentes clientes.

 

 

Christopher Holloway

http://salalacalleymuere.tumblr.com

Director editorial de IT Masters Mag. Experto en gatos, libros y en los intrincados procesos tecnológicos que atraviesan el funcionamiento de las sociedades en todas sus expresiones.

Related posts

Deja un comentario