Desarrollar el talento interno y recuperar la soberanía tecnológica del Gobierno son prioritarios para Raymundo Artis Espriú

Como coordinador de la Estrategia Digital Nacional, Raymundo Artis Espriú era el encargado de elaborar y aplicar las normas en todos los sistemas digitales del Gobierno federal, pero hace apenas una semana el Consejo de administración de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) aprobó su nombramiento como director de la subsidiaria CFE Telecomunicaciones e Internet para Todos. Antes del cambio en sus responsabilidades, el experto participó de una plática en el marco de IT Masters CON, donde compartió con los asistentes las líneas generales de las estrategias digitales en la actual administración y de qué forma cambiará en el futuro próximo la relación del Gobierno con la tecnología.

Para el experto, las tecnologías de la información son la estructura que debe soportar las operaciones de un país. Es como un sistema nervioso central: requiere ser suficientemente eficiente como para simplificar todas las operaciones y automatizar todo lo que sea automatizable. «Por otro lado hay una serie de elementos de control y registro indispensables: sistema de control de correos, control de oficios, control de gestión, entre muchos otros,  que son parte de la estructura de cualquier oficina. Cuando eso es homogéneo en un Gobierno se hace todo mucho más simple», explica. Además, la tecnología es clave en temáticas como la transparencia y el combate a la corrupción: entre más trámites electrónicos hay, menos interfaces humanas operan y es más fácil eliminar la corrupción de ventanillas, que en palabras del experto es una de las plagas peores.  «Siempre tenemos que tratar de generar todos los sistemas que permitan eliminar ventanillas. Hay que desarrollarlos en paralelo con la operación. Pero solo después de haber verificado que la operación es simplificable, y que no estamos automatizando algo que no es estrictamente necesario».

La trayectoria de Artis Espriú le da peso a sus palabras: investigador de la división de Sistemas Mecánicos del Instituto Nacional de Electricidad y Energías Limpias (INEEL), también fue presidente de la Asociación Nacional de Industriales de la Transformación (ANIT), director general de Servicios al Transporte, en la Secretaría de Transportes y Vialidad de la Ciudad de México (Setravi) y CIO del Gobierno de la Ciudad de México durante el periodo de Andrés Manuel López Obrador.

Consultado respecto a la profundización y ampliación de los trámites que facilitan plataformas como gob.mx, Artis Espriú no se extendió en detalles, pero indicó que lo importante es simplificar todo hasta que ya nunca haga falta ir a una oficina. Su rol dentro de la administración es generar un esquema general y una serie de reglas sobre las cuales tienen que surgir las aplicaciones o proyectos tecnológicos, siempre con miras a la interoperabilidad y la reutilización. «Desde ahí es responsabilidad de cada una de las divisiones, pero es necesario contar con una plataforma y con normas comunes», detalló.

La plática, moderada por Mónica Mistretta, fundadora y directora de Netmedia, ocurrió en el cierre de IT Masters CON y contó con abundantes participantes del mundo privado y público.

Estas normas comunes deben ser creadas y publicadas para tener siempre la meta a la vista y dirigir bien los esfuerzos, sin embargo este es un objetivo que la actual administración aún no ha concretado. Artis Espriú indicó que se está desarrollando, pero hay normatividad que dificulta el avance de los procesos. «Primero debemos asegurar que no estamos publicando algo que atente directamente con algún punto normativo. Hay muchas cosas que están por publicarse que pueden afectar de una manera u otra ahí. De hecho la ley misma de austeridad, que debería haber salido hace muchos meses, aún no está. Las reglas de operación de todo el gobierno federal, por ejemplo, no se ha publicado en la versión que debería estar. Estamos trabajando con la antigua y eso te deja una serie de problemas normativos regados. No es que estemos operando en el vacío: estamos bajo una abundancia excesiva de normas que no son las que debieran ser. Pero en cuanto podamos deshacernos de algunas cosas publicaremos sin duda las reglas de operación. Hay que hacer las cosas a medida que se necesitan», indicó el actual director de CFE Telecomunicaciones e Internet para Todos.

Uno de los objetivos planteados por el experto es la desaparición de los silos que históricamente existen entre dependencias. El ciudadano hoy en día debe operar como un mensajero entre secretarías y organismos, cargando con documentos de un lado a otro. La respuesta es la promesa eterna de la interoperabilidad. «La regla de que a ningún ciudadano puedes pedirle lo que tienes, tú u otra dependencia, debe concretarse. Se ha publicado varias veces. Es indispensable y hay que creérselo, pero hay muchas reglas que trabajan para evitarlo. Hay que cambiarlo, pero primero tienes que hacerlo en la normatividad».

La facultad de ejercer fuerza

Países como Estados Unidos y Francia cuentan con la figura del CIO federal, alguien que canaliza los esfuerzos tecnológicos y acelera justamente aquellos cambios normativos y la unificación de las formas de operar. Artis Espriú comenta que este es un rol deseable (pero poco probable) en el Gobierno de México, y que él sería esa figura si tuviera la suerte necesaria, pero los problemas no se solucionan solo mediante la creación de nuevos puestos. «Una cosa es que exista la figura y otra que tenga posibilidad de ejercer la fuerza. Ayudaría muchísimo si primero tienes el consenso suficiente para poder interoperar a través de todo el Gobierno. La intención es que eso pase, pero con la intención no basta. La única forma de hacerlo es ir probándolo de forma progresiva y con cercanía a las normas».

¿Dónde entran los privados en todo esto? Justamente para recuperar un poco la autonomía y la fuerza del Gobierno en materias digitales, Artis Espriú se declara partidario de los desarrollos internos, la capacitación del equipo propio y el open source. Las administraciones de los últimos años habrían caído en la práctica de contratar externos para resolver sus problemas digitales, lo que ha generado dependencia del sector privado al no contar con las habilidades suficientes al interior de los gobiernos. «Hay que desarrollar y juntar talento. Debemos recuperar los espacios que deben ser ocupados por técnicos, pero que fueron en cambio ocupados por administradores. El desarrolló tecnológico nacional dejó de ser desarrollo porque dijimos: esto lo podemos comprar. La consecuencia es que hoy lo estamos pagando».

La relación entonces con el mundo privado debe ser, para Artis Espriú, institucional: tratan con todas las cámaras, pero muy poco con las compañías en particular.

Finalmente, consultado respecto a proyectos más concretos, como implementar tecnologías cloud o hacer una centralización de centros de datos, el director indicó que son todas iniciativas que se tienen contempladas: se van a licitar. «Sin embargo, hoy en día muchas cosas están tercerizadas de formas complejas. No se pueden cambiar de golpe. Necesitas contratos puente, estrategias de mediano plazo. Hay un problema de sobre-concentración de proveedores y debemos resolverlo con las herramientas que tenemos hoy en día», concluyó Artis Espriú.

 

Christopher Holloway

http://salalacalleymuere.tumblr.com

Director editorial de IT Masters Mag. Experto en gatos, libros y en los intrincados procesos tecnológicos que atraviesan el funcionamiento de las sociedades en todas sus expresiones.

Related posts

Deja un comentario