CES 2020: AI, computación cuántica y privacidad marcaron la agenda IT

Consumer Electronics Show (CES), la feria de tecnología más grande del mundo, este año reunió a 4,500 expositores que presentaron variados productos y soluciones principalmente para el mercado de consumo, pero que también permiten vislumbrar la madurez de algunas tendencias con aplicación para el sector corporativo. CES 2020 recibió 175,000 asistentes.

El primer día, en la presentación “Innovación a través de la inteligencia”, Bob Swan, CEO de Intel, habló de algunos pilares tecnológicos que impactarán el futuro: 5G, inteligencia artificial y el “edge” inteligente.

Ejecutivos de Intel hablaron acerca de algunas innovaciones desarrolladas, tomando como base la inteligencia artificial, dirigidas a apoyar la transformación empresarial. Afirmaron que con los procesadores Intel Xeon Scalable de 3ra Generación, las organizaciones pueden acelerar hasta 60% el rendimiento del entrenamiento de AI integrada.

En trabajo conjunto con Netflix, la compañía continúa trabajando en el desarrollo de un codificador de alto rendimiento de código abierto (SVT-AV1) que está optimizado en procesadores Intel Xeon Scalable de 2a generación. Con esto se busca optimizar y acelerar los servicios de transmisión de medios utilizado la tecnología de compresión de video.

Avances en computación cuántica

IBM dio a conocer que alcanzó un nuevo hito en rendimiento de computación cuántica, al llegar a un volumen cuántico de 32. Esta es una métrica que determina lo poderosa que es una computadora cuántica, incluye el número de qubits, conectividad y tiempos de coherencia, así como la contabilidad de errores de puerta y medición, interferencia de dispositivos y eficiencia del compilador de software de circuito.

A mayor volumen cuántico, es más grande la complejidad de los problemas que las computadoras de este tipo pueden abordar, como simulaciones químicas más grandes y precisas. Desde 2016, IBM ha duplicado el volumen cuántico de sus sistemas cada año.

La firma expandió su red de colaboración “IBM Q”, a la que se han sumado compañías como Anthem y Delta Airlines, startups como AIQTECH INC, BEIT, Quantum Machines, TradeTeq y Zurich Instruments e instituciones académicas y laboratorios de investigación gubernamentales entre los que están Georgia Tech y Laboratorio Nacional de Los Álamos.

Ya son más de 100 las organizaciones que forman IBM Q Network, de múltiples industrias como aerolíneas, automotriz, banca y finanzas, energía, seguros, materiales, electrónica, entre otras.

Debate sobre la privacidad en el CES

Un panel que atrajo la atención de los asistentes al CES, aunque no hubo en él presentación de productos, tuvo como protagonista a la privacidad. En él participaron Apple, Facebook, Procter & Gamble y una integrante de la Comisión Federal de Comercio de Estados Unidos (FTC, por sus siglas en inglés).

Jane Horvath, directora senior de privacidad de Apple, afirmó que en esta compañía hay pautas para respetar la protección de la información personal de los usuarios y evitar posibles fugas. La recopilación de la menor cantidad de datos posible es una de dichas pautas. La ejecutiva dijo que los usuarios deben tener control sobre sus datos, además de contar con rastros de su información, por lo que Apple se ha enfocado en la privacidad por diseño: en el equipo que desarrolla cada producto nuevo participa un abogado y un ingeniero especializado en privacidad.

Rebecca Slaughter, representante de la FTC, afirmó que en el campo de la privacidad parece que las empresas no están haciendo lo suficiente y citó vulneraciones como la de Cambridge Analytica. Erin Egan, directora de políticas de privacidad de Facebook, indicó que para esta compañía la privacidad “es un derecho fundamental, pero que no se puede comparar con Apple, porque el modelo de negocio es completamente diferente y cada una debe tomar medidas distintas para lograr su objetivo”.

Slaughter dijo que aunque “suena muy bien lo que están haciendo estas compañías”, es preocupante que todas deleguen tanta responsabilidad en el consumidor. Consideró que la cantidad de información que una persona tiene que procesar para conocer qué es lo que está pasando con sus datos no es manejable para la mayoría. Incluso señaló que si bien ella es una persona educada, experta en privacidad, le resulta imposible saber todo lo que se hace con sus datos entre diferentes servicios. Por ello, en su opinión, habría que pasar a un modelo en el que la responsabilidad sobre la información recaiga en las empresas.

Maricela Ochoa

Reportera de tecnología. Suele buscar temas de innovación, nuevas aplicaciones IT y seguridad de la información. Periodista por la UNAM; estudió Marketing en el ITAM y Branding en la Universidad de Bogotá Jorge Tadeo Lozano. Storyteller apasionada por la astronomía.

Related posts

Deja un comentario