Adios Windows 7: 25% de las PC serán más vulnerables hoy

El soporte a Windows 7 terminó hoy, 14 de enero de 2020. Los equipos que ejecuten esta versión ya no tendrán acceso a actualizaciones de seguridad ni soporte técnico por parte de Microsoft. Las PC seguirán funcionando, pero serán más vulnerables.

Netmarketshare, compañía que provee información de participación de mercado sobre el uso de diversas tecnologías, señala que 32.74% de las PC utilizan actualmente Windows 7 como sistema operativo –justo detrás de Windows 10, que tiene 47.65% y que en 2017 sumaba 300 millones de usuarios al día –. Se calcula que 26% continuará ejecutando el software de Microsoft después de finalizar el soporte.

La compañía Veritas Technologies alertó acerca de que los equipos que sigan usando Windows 7 corren un riesgo significativamente mayor de ser atacados por ransomware. Marcos Tadeu, gerente de ingeniería de sistemas de Veritas afirmó que WannaCry fue un ejemplo claro de los peligros que las empresas pueden enfrentar cuando están usando un software que llegó al fin de su vida útil: «En enero de 2020, una cuarta parte de las PC que hay en el mundo entrará en esa categoría; por lo tanto, es vital que las organizaciones que dependen de Windows 7 sepan los riesgos y de qué necesitan para atenuarlos”.

El ejecutivo consideró que es fundamental que quienes ejecutan Windows 7 “actúen ahora para planificar la garantía de estar protegidos”. Además de entender el valor de sus datos, los usuarios deben garantizar que la información se almacene en el lugar correcto, donde esté protegida y disponible cuando sea necesario.

Veritas recomienda cinco acciones ante esta situación que viven los usuarios de Windows 7:

  1. Es necesario educar al personal: el mayor riesgo está relacionado con datos que los empleados guardaron en lugares sin protección. Los usuarios deben seguir las prácticas recomendadas, de modo que los datos estén protegidos. Almacenar los datos valiosos en servidores centralizados, data centers o en nube puede ayudar a reducir riesgos.
  2. Evalúe el riesgo mediante la comprensión de sus datos. Para las empresas, las soluciones de insight software pueden ayudar a identificar dónde están los principales datos y garantizar que estén en conformidad con las políticas de la organización y con los reglamentos del sector. Esto es fundamental no solo para identificar los desafíos, sino también para priorizar el proceso de recuperación.
  3. Es necesario evaluar la conveniencia de hacer una actualización de software. Aunque el proveedor reconoce que esto puede no ser práctico para grandes empresas en el tiempo disponible, pero sí podrá formar parte de una estrategia a largo plazo. En el caso de las PYME, la solución más sensata puede ser simplemente actualizar a un sistema operativo con soporte continuo.
  4. Hay que hacer las correcciones mientras se pueda. De acuerdo con el Ponemon Institute, 60 % de los entrevistados que sufrieron violaciones de datos tenían a disposición una corrección para impedir esas violaciones. Las empresas deben garantizar por lo menos que están lo más actualizadas que sea posible. Los usuarios también podrán comprar «ESUs» de Microsoft para tener acceso a parches durante la migración a un software más reciente.
  5. Hacer respaldo de datos debe ser una práctica constante. El ransomware depende de la idea de que pagar un rescate será la única y/o más barata manera de recuperar el acceso a los datos, a pesar que un estudio muestre que menos de la mitad de los que pagan son capaces de recuperarlos de delincuentes cibernéticos. Veritas defiende la «regla 3-2-1», en la cual los propietarios de datos tiene tres copias, dos en diferentes medios de almacenamiento y una en un lugar externo. Con una solución de backup de datos offsite, las empresas tienen la opción más segura y confiable para simplemente restaurarlos.

Llegó la hora para Windows 7

Cabe recordar que en 2015, Microsoft cerró el soporte principal de Windows 7. En aquella ocasión, la compañía anunció que daría cinco años para que los usuarios se prepararan para el final de la vida útil de ese software.

Además de la vulnerabilidad potencial en la que estarán a partir de mañana los equipos que tienen el sistema operativo 7, al paso del tiempo habrá aplicaciones que no sean compatibles con dicha versión de Windows.

Microsoft recomienda que los usuarios de Windows 7 que tengan computadoras de hace tres años o menos, actualicen el sistema a Windows 10 y en caso de que el equipo sea anterior, que lo actualicen por una nueva PC que corra Windows 10.

Maricela Ochoa

Reportera de tecnología. Suele buscar temas de innovación, nuevas aplicaciones IT y seguridad de la información. Periodista por la UNAM; estudió Marketing en el ITAM y Branding en la Universidad de Bogotá Jorge Tadeo Lozano. Storyteller apasionada por la astronomía.

Related posts

Deja un comentario