Acciones para ahorrar costos en IT y reducir el impacto ambiental

Tomar acciones para reducir la contaminación que se genera a diario en la compañía también implica ahorros económicos que van de la mano de evitar gastos superfluos de energía.

¿En qué medida aporta cada habitante de este planeta al menos una acción para conservarlo?

En el siguiente listado hay varias acciones sugeridas para llegar a un uso eficiente de los recursos IT.

  1. En un centro de datos, recurrir a virtualización puede reducir el consumo de electricidad y generar ahorros en costos de mantenimiento y operación. Esto gracias a que se comparten recursos de cómputo en diferentes ambientes.
    Entre las mejores prácticas para Green IT que reúne la European Framework Initiative for energy & Environmental Efficiency en el sector IT, se cita el caso del supermercado suizo COOP que al virtualizar sus servidores UNIX redujo en 80% su consumo de energía (que pasó de 151 a 25 kW) y cuya carga está ahora en un rango de 50 a 70%.
  2. Impresión 3D para ahorrar inversión y tiempo en procesos productivos, especialmente en el área de manufactura.
  3. El uso de impresión 3D fue una de las innovaciones IT que generó ahorros de hasta 30% el año pasado a DHL Supply Chain en México, de acuerdo con una nota del diario El Economista de febrero pasado.
  4. En el caso de impresión tradicional, hacer conciencia de imprimir únicamente lo que sea necesario puede contribuir a un menor impacto ambiental. Entre las acciones que rodean este proceso, que podríamos considerar “mejores prácticas” está el contar con una papelera de reciclaje, imprimir por las dos caras de la hoja, así como ajustar márgenes o disminuir el tamaño de la letra para que sean menos las hojas impresas.
  5. Reducir el gasto energético de luz mediante lámparas LED o luz natural conlleva ahorro en la factura. Contar con iluminación led en los espacios de trabajo puede generar hasta 90% de ahorro comparado con luces incandescentes y 50% con fluorescentes. En el aspecto de sostenibilidad, las bombillas LED carecen de mercurio y son reciclables, además no producen luz ultravioleta ni infrarroja (que pueden producir daños en la piel a largo plazo así como dañar el mobiliario del lugar en que se encuentren).
  6. Después de la iluminación de la oficina, las PC son los dispositivos que hacen mayor consumo de energía. De ahí la importancia de apagar computadoras cuando no se van a utilizar (como a la hora de la comida, al salir de la oficina o durante el fin de semana) en vez de dejar hibernando esos equipos. En promedio, una PC requiere entre 36 y 250W cuando está activa. Mientras que un monitor CRT gasta entre 66 y 135W cuando está encendido.
  7. Hacer uso responsable de aparatos como el aire acondicionado. Esto puede hacerse si no se supera una temperatura de 21º –cada grado adicional puede aumentar la factura hasta en 8%–, se mantienen limpios los filtros del aire y se ventila el espacio de trabajo a primera hora de la mañana unos 10 minutos para refrescar el ambiente
  8. Utilizar paneles solares para reducir el impacto ambiental y al mismo tiempo mantener un abastecimiento continuo de energía. Según la página web de Solarite (empresa mexicana fundada en 1957 y que desde 1973 ofrece soluciones de energía solar), además de los ahorros que implica contar con un sistema fotovoltaico modular para conexión a la red de CFE para obtener energía eléctrica gratuita, la inversión es 100% deducible del ISR al primer año.
  9. En el caso del agua, colocar llaves con corte automático de agua en los lavamanos para no desperdiciarla y utilizar cisternas con doble descargas que pueden ahorrar hasta 70% de agua.
  10. Establecer esquemas de reciclaje. Reducir, reusar y reciclar va más allá de separar los residuos (plástico, papel y orgánicos). También se puede reutilizar el mobiliario de oficina, computadoras e impresoras.

Las últimas dos sugerencias no son propiamente de infraestructura IT, pero están relacionadas, porque van dirigidas al principal activo de las empresas: sus recursos humanos.

  1. Promover la activación y ejercicio de los empleados. Instalar racks para estacionar bicicletas.
  2. Establecer Home Office para que los empleados trabajen desde casa por lo menos un día a la semana. Esto supone beneficios tanto para ellos como para la compañía conlleva un ahorro energético.

Reducir impacto ambiental con IT requiere de todos

Como es posible imaginar, la preocupación por el medio ambiente no está solamente del lado de los usuarios. También los proveedores ponen de su parte. Recientemente, HP dio a conocer su Reporte de impacto sustentable 2018, en el que indica que 47% de la electricidad que consumió globalmente en el año fiscal 2018 fue generada por energía renovable y utilizó 21,250 toneladas de plástico reciclado en sus productos.

O está el caso del Alestra Green Data Center, centro de datos que cuenta con un sistema de cogeneración de energía. Con él, la compañía ofrece una opción de este tipo de infraestructura para clientes “que buscan soluciones sustentables de nube y tecnología digital”. En 2018, el centro obtuvo el DCD Award Latin America en la categoría de Innovación en la mejora de la eficiencia energética.

En la parte gubernamental hay casos como el de la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (CONABIO), que ha llevado a cabo diversas acciones para reducir la huella ecológica de la institución. Por mencionar dos ejemplos, en 2015 se instalaron 150 paneles solares Solar Tec. S60CP en la azotea del edificio. Estos dispositivos tienen capacidad para generar hasta 32.5 kWp, con una producción mensual de 5,185 kWh.

Por otro lado, ese mismo año se hicieron adaptaciones en la instalación hidráulica del edificio de Conabio para captación de agua pluvial y consumo interno. Cuentan con dos tinacos cisterna (con capacidad de 10,000 litros), con los que se capta agua proveniente del escurrimiento de una superficie aproximada de 300 m2, cuyo volumen varía dependiendo de la temporada del año y las lluvias que ocurren en la Ciudad de México. El agua recuperada alimenta la red sanitaria de la Conabio. La dependencia reportó que en 2018 se aprovecharon 229 m3 de esta forma.

Sumar acciones entre todos para disminuir el deterioro del medio ambiente podría contribuir a dejar un mejor mundo para las siguientes generaciones.

Maricela Ochoa

Reportera de tecnología. Suele buscar temas de innovación, nuevas aplicaciones IT y seguridad de la información. Periodista por la UNAM; estudió Marketing en el ITAM y Branding en la Universidad de Bogotá Jorge Tadeo Lozano. Storyteller apasionada por la astronomía.

Related posts

Deja un comentario