5G: Transición ralentizada por la pandemia

El pronóstico de que 2020 sería el año de 5G deberá esperar. El despliegue de esta tecnología se ha vuelto más lento como efecto colateral del Covid-19. Incluso, ante la potencial crisis económica que seguirá a la pandemia, Huawei, Ericsson y Nokia, algunos de los principales actores detrás de esta tecnología, esperan retrasos considerables en su adopción global.

Con las medidas de aislamiento social, el tráfico de datos aumentó alrededor de 30% en redes fijas y 10% en redes móviles. La firma de investigación en telecomunicaciones, The CIU, señaló en un comunicado que la dependencia sin precedente que han tenido estos últimos meses los usuarios de una conectividad 100% disponible, resulta apremiante ampliar y fortalecer la accesibilidad y las capacidades de las redes de telecomunicaciones, así como incentivar la transición a redes de nueva generación (5G).

Entre los beneficios que puede aportar esta tecnología, The CIU cita un incremento en la productividad computacional, la innovación y desarrollo tecnológico en sectores como salud, educación, agricultura, seguridad, energía y comercio, entre otros.

Clave, la inversión de operadores

Hace unos días, al participar en el evento virtual Latam Digital Now, Carlos Slim Domit, presidente del Consejo de Administración de América Móvil, destacó los esfuerzos de inversión en el sector durante los últimos años. Afirmó que esto “hizo que las infraestructuras soportaran el incremento del tráfico por el confinamiento de los ciudadanos en la región”.

El directivo dijo que la inversión en telecomunicaciones es fundamental por tres razones: por cobertura, por actualización tecnológica y para hacerle frente al aumento del consumo de datos.

Al referirse al despliegue de redes 5G, The CIU subrayó que la situación económica de los países en América Latina provocada por la crisis del Covid-19 conlleva a un aplazamiento en la licitación de frecuencias del espectro radioeléctrico, en la adquisición/aprovisionamiento de equipamiento y el consecuente despliegue de la nueva tecnología de comunicación.

No obstante, de acuerdo con IDC, México es el país más avanzado en relación a 5G, ya que desde octubre pasado se estuvieron haciendo pruebas de esta tecnología en áreas urbanas y su introducción representará oportunidades de nuevas conexiones en la nube y a través de operadores para brindar soluciones de colaboración, comunicación y seguridad administrada.

The CIU considera que la creciente demanda y el consumo de internet a causa de la contingencia sanitaria puede impulsar acciones por parte de los operadores para acelerar el proceso de cambio tecnológico hacia 5G.

Los analistas de The CIU indicaron que “la reconsideración de inversiones puede ser aprovechada por las autoridades nacionales en la materia para la licitación de espectro de la banda de 3.4 a 3.6 GHz, misma que se encuentra a 50% de su capacidad de aprovechamiento”.

Al respecto, destacaron la cesión de 50 MHz de la banda de 3.5 GHz que hizo Telmex a Telcel, así como, la anticipación de recursos de inversión por $91 millones de dólares por parte de AT&T para asegurar sus derechos en las bandas útiles del 5G con miras al futuro.

Maricela Ochoa

Reportera de tecnología. Suele buscar temas de innovación, nuevas aplicaciones IT y seguridad de la información. Periodista por la UNAM; estudió Marketing en el ITAM y Branding en la Universidad de Bogotá Jorge Tadeo Lozano. Storyteller apasionada por la astronomía.

Related posts

Deja un comentario