Con vientos en contra, Avaya confía en su estrategia cloud

Hace poco más de un año que Avaya regresó a ser una compañía pública luego de su controvertido proceso de restructuración de deuda, reemplazo del CEO y un golpe de timón importante en su oferta de productos. Sin embargo, y a pesar de contar con la confianza de inversionistas y clientes, los resultados financieros de los últimos trimestres han mostrado que el futuro de la compañía no estará exento de dificultades. Lo que sí está claro es que la apuesta es 100% hacia la nube.

Durante el reciente Avaya Engage México 2019 la compañía mostró los acelerados cambios por los que ha pasado en el último año y cómo su estrategia se está aproximando con éxito hacia una economía de servicios apoyada en la inteligencia artificial y la nube. De acuerdo con Jim Chirico, CEO de Avaya, basta con una cifra para dimensionarlo: 35% del total de los ingresos de la compañía en el reciente año fiscal correspondieron solo a productos lanzados durante los últimos 12 meses, gran parte de ellos enfocados a la unificación de servicios y la utilización de las tecnologías antes mencionadas. «Esto es una cifra récord y el porcentaje de servicios en nuestro ingreso total sigue incrementándose, más o menos 2% de trimestre a trimestre. El tránsito hacia el mundo de las suscripciones ha sido muy emocionante», explicó.

A pesar de la emoción y quizás asociado a ella, los resultados de Avaya en el Q2F19 se quedaron un tanto cortos. Se esperaban ingresos (Non-GAAP) de $742 millones de dólares, 10.4% de crecimiento comparado con el Q2F18, pero solo se alcanzaron $714 millones de dólares. «Aunque estoy decepcionado de nuestros resultados, me mantengo confiado en la dirección que llevamos gracias a la tracción y el momentum que estamos viendo en varios de los segmentos del negocio», explicó Chirico en la conferencia de inversionistas del periodo, a lo que agregó que la caída en ingresos se debió a una combinación de dos factores: Lo primero fue un problema de ejecución en la transición de productos. Específicamente en centros de contacto Avaya perdió un entregable clave asociado a la nueva oferta de un socio. «Hemos tomado acciones al respecto y será rectificado este trimestre. En comunicaciones unificadas experimentamos problemas de ejecución operacional en el inventario de canales, relacionado con la transición de nuestro antiguo modelo de endpoints al nuevo Serie J«. En la sesión el ejecutivo indicó que le tomará a la compañía por lo menos hasta el último trimestre del año fiscal 2019 para regresar a niveles operativos normales.

El segundo factor que contribuyó a que Avaya no pudiera alcanzar los resultados esperados, de acuerdo con Chirico, fue la existencia de un rumor de venta de la compañía, que no tenía fundamentos reales pero sí habría potenciado un nivel de desconfianza.

A pesar de esto, los números de Avaya se aprecian sanos en relación con su pasado y permiten adelantar buenos resultados futuros. Actualmente el 83% del negocio de Avaya está enfocado a software y servicios, mientras que los ingresos recurrentes alcanzan el 59%. La base instalada de clientes de nube pública creció 165% año contra año y 25% de un cuarto a otro: alrededor de 290,000 nuevos asientos. Las tracción de la nube privada fue de más de $60 millones de dólares en valor de nuevos contratos, cuya vanguardia fue el servicio ReadyNow.

Esto permitió mantener las perspectivas de ingresos para el año fiscal completo entre $2.92 billones y $2.97 billones, lo que significaría una caída en ingresos de alrededor de 1.5%. Se espera que entre 11% y 12% de aquello sea solamente ligado a servicios de nube. El CEO de Avaya dice mirar con optimismo estas cifras, dado que entre 2008  y 2017 la caída en ingresos promediaba de 6% a 8% anual.

«Diría que realmente no teníamos un entendimiento completo del número de nuevos productos que están llegando al mercado hoy. Muchos de ellos son de nube u orientados a la suscripción y por lo mismo quizás fuimos un poco agresivos en la velocidad a la que pensamos ocurrirían las activaciones. Pero las buenas noticias es que estamos ganando clientes, y que de ellos los 1,000 principales están creciendo sus ingresos año a año», explicó Chirico.

Chris McGugan, vicepresidente de Soluciones y Tecnología de Avaya, agregó que una de las ventajas de su compañía por sobre las que «nacieron en la nube» es que los primeros clientes que sumaron a su solución de cloud ReadyNow no fueron de 100 o 200 asientos: «Muchos de ellos se acercaron a nosotros buscando transicionar decenas de miles de asientos a la nube. Cuando piensas en el tiempo involucrado en la transición de ese tipo de entorno on-premises a uno cloud y cómo eso eso afecta a los ingresos es un paradigma muy distinto».

Acortar distancias

Para Chirico, uno de los principales desafíos que actualmente enfrenta su compañía es que la industria se está moviendo muy rápido y Avaya aún necesita acortar distancia. «Previo a los últimos 18 meses estábamos intentando resolver si íbamos a separar a la compañía en dos, estábamos enfrentando un Capítulo 11, entre otros problemas que nos empujaron a para todos los fines prácticos reiniciar nuestro pipeline de R&D. Toma un tiempo llevar los productos al mercado y simplemente no puedes hacer todo al mismo tiempo».

Otro elemento relevante, en palabras de Chirico, es que Avaya tuvo que reconstruir la relación con sus socios de canales y clientes. «La credibilidad es muy importante para nosotros y es muy frágil. No puedes bajar tu guardia en ningún momento. Tienes que ganarte tu lugar en la mesa todos los días».

Frente a esta situación, el CEO se declara más más paranóico que la mayoría. «Solo quiero asegurarme de que tenemos el alineamiento adecuado y que continuaremos su ejecución, porque decir lo que vas a hacer y tener la capacidad de hacerlo es vital si quieres tener una compañía exitosa. Creo que lo estamos haciendo bien, no me malinterpretes, pero esa paranoia es necesaria para asegurarnos de que estamos un paso adelante de la competencia. No estamos en un momento en que puedas dormirte en tus laureles», concluyó.

Contenedores, microservicios e IA

Uno de los anuncios principales del Avaga Engage México fue un nuevo modelo de entrega en la nube privada de sus soluciones Avaya OneCloud para Comunicaciones Unificadas como Servicio (UCaaS, por sus siglas en inglés) y Centros de Contacto como Servicio (CCaaS, por sus siglas en inglés), el cual ofrecería a las empresas una ruta rápida, conveniente y automatizada hacia los beneficios de las comunicaciones en la nube. Las nuevas ofertas de Avaya OneCloud ReadyNow incluyen paquetes preconfigurados, de consumo por unidad y estándares para las soluciones tanto UCaaS como CCaaS, lo que reduce el riesgo, costo y complejidad de migrar a una plataforma en la nube desde las soluciones on premises.

Esta oferta es parte de la nueva arquitectura de nomenclatura de soluciones Avaya Intelligent Xperiences —o Avaya IX—. De acuerdo con McGugan, esta solución estuvo basada en la retroalimentación de los clientes y los socios de la compañía.   la nueva nomenclatura optimiza el portafolio de soluciones de la compañía y refleja la riqueza de la experiencia que ofrece Avaya a los clientes conforme se transforman digitalmente y migran sus comunicaciones a la nube.

Además, la compañía anunció una integración mayor de Google Cloud y sus capacidades de machine learning e IA en los servicios de centro de contacto, para ofrecer mayor flexibilidad, eficiencia y escalabilidad al implementar soluciones de colaboración y comunicación simples y potentes. Por otro lado, Avaya IX ahora puede ejecutar un set de cargas de trabajo en una dinámica de contenedores en la plataforma de Google Cloud, mediante Kubernetes.

Christopher Holloway

http://salalacalleymuere.tumblr.com

Director editorial de IT Masters Mag. Experto en gatos, libros y en los intrincados procesos tecnológicos que atraviesan el funcionamiento de las sociedades en todas sus expresiones.

Related posts

Deja un comentario