El rol del CIO en el regreso a la casi normalidad

En el pico de la emergencia sanitaria, las unidades IT fueron puestas al límite de su capacidad de respuesta. En el regreso a lo que algunos llaman el “nuevo normal” y otros el “siguiente normal”, el CIO no debería perder el rol protagónico que ocupó en la primera fase.  Aquí algunas ideas para seguir en los reflectores.

Es ya lugar común que la cuarentena puso en evidencia la importancia de la tecnología para permitir a las industrias continuar operando y aceleró el despliegue de herramientas digitales. En otras palabras, usted y su equipo IT se colgaron la medalla, salieron al quite para asegurar que los sistemas fluyeran sin interrupciones y tuvieron que asegurar conectividad, transacciones y datos desde cualquier lugar y en cualquier dispositivo. El plan de continuidad funcionó, se desplegó lo que hizo falta y usted vive para contarlo.

En la siguiente etapa, esta intermedia entre el futuro como lo conocíamos y un pasado de pesadilla, el reto será ir más allá. Además de mantener la confianza del equipo directivo y sus colegas de negocio, el desafío será defender los proyectos estratégicos que tenía contemplados e, incluso, aumentar las inversiones con miras a generar nuevos productos y servicios digitales.  ¿Sueños guajiros?

Entiendo su escepticismo. Si hay alguna certeza es la recesión económica que enfrentaremos todos, es decir, el mundo entero. A menos de que usted se desempeñe en el sector tecnológico, donde la crisis del Coronavirus no ha hecho sino ganadores, necesitará añadirle a la C de CIO un nuevo significado: Coraje. Es el momento de utilizar su determinación para mostrarle a las áreas de negocio los beneficios de una organización pensada para la resiliencia, establecer un mapa de ruta donde las personas desarrollen las habilidades necesarias para el trabajo remoto, la infraestructura sea lo suficientemente flexible para los picos y valles de la demanda, y las personas respondan a una gestión Agile. A lo anterior considere añadir, de acuerdo con McKinsey, la mejora de sus canales digitales y la incorporación de analítica avanzada de datos.

Coraje y empatía

Usted ya tenía suficientes retos en su departamento IT antes del Covid-19. La pandemia vino a ponerlo a prueba y a empujarlo a trabajar rápidamente de nuevas maneras. En un artículo anterior dije que esta crisis ha hecho más por la transformación digital que ninguna otra fuerza del mercado.

Ahora toca enfrentarse a una nueva gama de prioridades en sistemas y nuevos retos: la experiencia del cliente y los canales digitales de autoservicio; los riesgos para la continuidad del negocio; los cambios drásticos en volumen; las fracturas a la cadena de suministro; la toma de decisiones en tiempo real; la productividad de la fuerza de trabajo, y las amenazas a la seguridad de la información. Consultores y analistas afirman que los altos mandos en varias industrias consideran a la resiliencia como el elemento clave del éxito en esta nueva etapa. De ahí la importancia de contemplar estrategias de largo plazo para lograr una mayor resiliencia, aplicar las lecciones aprendidas para crear sistemas y capacitar al talento humano con miras a superar disrupciones futuras.

 

Sin atisbo de duda, tendrá que hacer todo lo anterior con una enorme presión sobre su presupuesto IT. Necesitará coraje para definir una nueva visión a partir de un capital limitado y redistribuirlo en una estrategia digital que puede no ser muy comprensible para la alta dirección del negocio. De ahí que la empatía tendrá que ser otra de sus armas, de acuerdo con los analistas de Alto Partners.

“Tecnología intuitiva que resuelve los problemas de las personas es donde reside la magia. La habilidad de ponerse en los zapatos del usuario sea empleado, cliente o proveedor es el punto de partida para desarrollar una nueva generación de productos y servicios que lo diferenciará de sus competidores y asegurará la sobrevivencia de su organización en un mundo post-Covid”, afirma Jaco Kriek, director de Alto Partners en Johannesburgo.

No soltar los reflectores

Si usted no solo sobrevivió a duras penas, sino que pasada la tormenta se nota que traía bien puesto el chaleco salvavidas para conducir a la organización sin mayores daños a la otra orilla, es el momento de no soltar el nivel de liderazgo que ejerció durante la travesía.  La tecnología, como ya dije líneas más arriba, se erigió en el elemento indiscutible de creación de valor y no solo de soporte a la operación. No permita ahora compartir el éxito con otros, como los nuevos roles que se han creado para digitalizar silos o innovar en el vacío de un laboratorio. Los CIO ganadores tienen que seguir actuando de manera rápida y furiosa, y tomar a sus equipos de la mano, para demostrar que la fortaleza de la empresa está cimentada en una sólida visión tecnológica de largo plazo.

Mónica Mistretta

Mónica es fundadora, presidenta y directora general de Netmedia. Su trayectoria periodística inició en la revista Expansión. Ha sido editora y creadora de publicaciones especializadas en IT durante más de tres décadas. Escribe su columna “Contraseña” desde inicios de la década de los 90, misma que sigue vigente en su blog personal. Ha sido conductora, moderadora y conferencista en múltiples foros de la industria, y ha entrevistado a decenas de líderes de las principales compañías del medio.

Related posts

Deja un comentario